BCH: Banner Negro - Hero Blog&News
Management

FORMACIÓN NECESARIA PARA TRABAJAR COMO AYUDANTE DE COCINA

BCH AL PUNTO
Equipo BCH

La industria de la gastronomía es una de las más dinámicas y apasionantes, pero como en cualquier otro sector, no basta con tener vocación. Además de la formación en manipulación de alimentos, si deseas trabajar como ayudante de cocina, vas a necesitar cursos específicos. Ya sean generales sobre el funcionamiento de estos espacios o más específicos cuando tengas claro a qué rama concreta deseas dedicarte. En este artículo, nos centramos en el asistente de cocina y sus funciones.

Habilidades clave para trabajar como ayudante de cocina

Cada puesto de trabajo tiene sus propios requerimientos. Además de la formación específica para tener todos los conocimientos necesarios para el rol en cuestión, también son importantes ciertas habilidades.

En el caso de un ayudante de cocina, lo básico es tener un interés genuino en la gastronomía, así como una vocación de servicio. Se trata de un sector exigente y muy dinámico, por lo que es necesario que realmente se disfrute con lo que se hace.

Además para trabajar como ayudante de cocina es importante tener la capacidad de aprender con rapidez y de saber adaptarse a los cambios. También la flexibilidad, puesto que los turnos de trabajo son variables, capacidad para trabajar en equipo, responsabilidad, organización y eficiencia.

Ayudante de cocina vs. cocinero: principales diferencias

El organigrama de un restaurante está compuesto de multitud de puestos profesionales. Al haber una cantidad de trabajo tan elevada y tener que desarrollar diferentes tareas de manera simultánea, no solo hay funciones generales, sino que también encontramos personal que se centra únicamente en áreas concretas. Ya sea una parte del menú, como las carnes, o de otros aspectos importantes para el desarrollo general, como la gestión de la logística.

En el caso del pinche de cocina, este realiza siempre labores de apoyo al cocinero, para que el funcionamiento general sea más eficiente. Por tanto, mientras que este último lidera la preparación de los platos y las técnicas culinarias, el ayudante le apoya en todo lo que necesite, tal y como veremos en el siguiente apartado.

Funciones principales de un ayudante de cocina

Preparación de ingredientes

La preparación de ingredientes es una de las funciones del ayudante de cocina más destacadas. Aquí se incluye el lavado, cortado y medición de los ingredientes, según los menús o platos que se vayan pidiendo. Para que el flujo de trabajo avance sin contratiempos, se requiere precisión y eficiencia.

Mantenimiento de la limpieza

La higiene en la cocina nunca se puede pasar por alto. Cada vez que se cambia un alimento por otro, hay que limpiar las superficies para evitar posibles contaminaciones. Además, los utensilios también se deben mantener siempre limpios, las despensas y frigoríficos ordenados y todo el entorno en general aseado y desinfectado, siempre de acuerdo con las normativas sanitarias.

Asistencia al chef

Trabajar como ayudante de cocina implica ser la mano derecha del cocinero o el chef. La colaboración es estrecha para preparar los platos, y aunque este último irá dando las indicaciones sobre lo que se necesita, el asistente deberá, con la práctica y la experiencia, adelantarse a lo que se requiere para no tener que esperar para recibir las órdenes.

Gestión de stock y almacenamiento

El control eficiente de inventario permite que el flujo de trabajo se mantenga y que se pueda cumplir al detalle con lo que se ofrece en los menús. Los ayudantes deben supervisar el stock de ingredientes, alertar cuando los niveles sean escasos y organizar adecuadamente todos los productos para facilitar su acceso durante el servicio.

Formación necesaria para trabajar como ayudante de cocina

Trabajar como ayudante de cocina es un excelente punto de partida para adentrarse en el interesante mundo de la gastronomía y la restauración. En nuestro país, la vía principal para adquirir los conocimientos necesarios es la Formación Profesional. Al tratarse de cursos muy prácticos, la tasa de empleabilidad es más alta que en los grados universitarios. Además, hay varias ramas para elegir la más idónea según las preferencias de cada persona.

Dentro de los grados medios, dispones del de Cocina y Gastronomía. En este se aprende a diseñar y preparar una oferta gastronómica de calidad, a gestionar la cocina y los procesos de producción y a dominar las diferentes técnicas culinarias, métodos de cocción de materias primas y presentación de platos.

Si prefieres una formación más completa, también hay grados superiores, como el de Dirección de Cocina, enfocado en las estrategias, definición de precios, aprovisionamiento, almacenaje y distribución, o el de Dietética, con contenidos sobre nutrición, fisiología y planificación de dietas.

Una vez que hayas adquirido estos conocimientos, puedes completar tu formación con los grados y másteres que tenemos disponibles en Barcelona Culinary Hub.

Descubre nuestros Ciclos Formativos para estudiar en Barcelona

 

Ciclos Formativos

portada card ciclo medio cocina
CICLO FORMATIVO DE GRADO MEDIO

Ciclo Grado Medio en Cocina y Gastronomía

portada card ciclo superior direccion cocina
CICLO FORMATIVO DE GRADO SUPERIOR

Ciclo Grado Superior en Dirección de Cocina

ciclo superior dietetica
CICLO FORMATIVO DE GRADO SUPERIOR

Ciclo Grado Superior en Dietética