BCH: Banner Negro - Hero Blog&News
BLOG BCH

El marketing olfativo: ¿Cómo aplicarlo a la gastronomía?

¿QUÉ ES EL MARKETING OLFATIVO?

La nariz tiene memoria, y somos capaces de recordar más los olores que lo que vemos, más o menos 7 veces más, llegando a poder memorizar hasta 10.000 aromas diferentes. Muchos grandes empresarios son conscientes de esto y han decidido explotarlo, comenzando a llamarlo marketing olfativo. Son muchos los que han conseguido sus objetivos, tiendas de ropa, hoteles, cruceros o aeropuertos, son muchos los olores que la nariz ya asocia a un u otro comercio. Pero el marketing olfativo no solamente funciona para asociar aromas a marcas, sino que gracias a ello se puede fomentar la compra, esto era algo de lo que ya Disney era consciente hace algunos años, haciendo que sus parques temáticos huela a palomitas en cada rincón y así incentivar el apetito. 

FLORES II

 

El marketing olfativo presenta una serie de ventajas frente a otros tipos de marketing, por ejemplo, este no es intrusivo, suele ser bastante eficaz a la hora de llamar la atención de los clientes, captar nuevos clientes, ventaja competitiva frente a la competencia, reconocimiento de la marca, evocación de recuerdos gracias a la fragancia y despertar emociones, estas son solo algunas de las infinitas ventajas. 
Al final el marketing olfativo es una manera más de comunicación entre el público y la empresa, para conseguir los objetivos deseados por esta es necesario que la persona encargada de crear y dirigir la estrategia de marketing sea especialista en este sector, además de experiencia en el sector al que pertenezca la empresa.

¿Cómo aplicar el marketing olfativo a la hostelería?

Son muchos los comercios que pertenecen al sector de la hostelería que ya han decidido dar el paso e incluir el marketing olfativo en sus estrategias de comunicación, pero, ¿cómo? 

Algunas marcas como Dunkin’ Coffee ya ha realizado estudios sobre el impacto del olor en sus ventas, acompañando anuncios radiofónicos con dispensadores de olor a café recién hecho en autobuses, las personas que se bajaban de ese autobús lo primero que veían era una de sus tiendas, esto hizo que las ventas de café aumentaron un 26% mientras que el tráfico de la tienda un 16%. El aroma a café recién hecho se puede asociar a cualquier comercio que venda café, ya esté especializado o no, sin embargo al acompañarlo del anuncio, se asocia directamente a la marca. Esto se podría evitar si se buscase un aroma que solo se asociase con un comercio en concreto, de esta manera no sería necesario acompañarlo de ningún tipo de apoyo. 

Muchos restaurantes se han decantado por el aroma a “hamburguesa con panceta recién hecha”, si solo se busca incentivar el consumo de hamburguesas en el restaurante hay una gran probabilidad de que el objetivo se cumpla, pero si lo que se está buscando es la identificación del aroma con el comercio, se vuelve al problema que surge con el café, es una aroma que muchos restaurantes ya han decidido explotar. 

Por tanto la clave del marketing olfativo está en buscar un aroma que encaje a la perfección con el comercio gastronómico en cuestión, que no se haya utilizado en otras ocasiones, así se podrá crear esa asociación entre el olor y la marca. 

Marketing olfativo

 

¿Por qué es importante el marketing olfativo en restaurantes?


El aroma que los clientes perciben en el restaurante acompaña a la cena y forma parte de toda la experiencia vivida, en compañía al trato dado, la calidad de la comida y del mantenimiento del local entre otros. Por tanto, cuanto más agradable sea el aroma y mejor acompañe la experiencia, mejor será la opinión que se lleve el cliente del restaurante. La opinión del cliente es fundamental para aumentar el trafico de nuevos clientes al restaurante, ya sea porque lo recomiende a amigos y familiares o porque decida dejar una reseña en alguna página web, cuanto mejor sea la opinión que tenga del restaurante, mejor sera la reputación online del mismo.

 

 

 

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR...