BCH: Banner Negro - Hero Blog&News
BCH AL PUNTO
Las desconocidas diferencias entre el gazpacho y el salmorejo

¿Qué es el gazpacho?

El gazpacho andaluz es una sopa fría cuyo ingrediente principal es el tomate. Forma parte del recetario tradicional español. Lo ideal es que los tomates sean rojos y estén maduros. De esta forma, el gazpacho conseguirá ese color anaranjado o rojo tan intenso. Además de tomate el segundo ingrediente principal es el aceite de oliva, que aporta gran sabor. También se puede añadir vinagre, aunque este paso depende del consumidor. El resto de hortalizas necesarias para un buen gazpacho son el pimiento, pepino, cebolla y ajo. También se añade agua, sal y pan. Este último aporta consistencia al plato.

El gazpacho es un plato básico de la gastronomía española. Todo chef de prestigio debe conocer las recetas de todo el mundo, especialmente de su país. En la escuela Barcelona Culinary Center ofrecen cursos como el Grado en Dirección y Gestión Gastronómica, dedicado a formar a los alumnos en la transformación del mundo de la gastronomía. 

gazpacho

¿Cuál es el origen del gazpacho?

Aunque su origen no es muy concreto, se considera un plato originario de Andalucía. Es en esta comunidad en la que el aceite y los productos de huerta son abundantes. Aunque este plato ya aparecía en el recetario romano e incluso en la Biblia, no es hasta el siglo XVI cuando se da por primera vez el famoso gazpacho que conocemos hoy en día. Se dio cuando el tomate y el pimiento llegaron a España procedentes de América. Formaba parte de la dieta de los campesinos, ideal para soportar las horas de trabajo bajo el sol. Sin embargo, en el siglo XIX se abrió camino entre las clases más acomodadas.

¿Qué tipos de gazpacho existen?

Son múltiples las variantes que existen del gazpacho. Sin embargo, cinco de ellas son las más conocidas:

  1. Gazpacho andaluz. Es el gazpacho tradicional que se aprende en cualquier escuela de cocina. 
  2. Gazpacho blanco. En esta versión se prescinde de las hortalizas presentes en el andaluz. En su lugar se añaden piñones, almendras y pan. Es similar al ajo blanco.
  3. Gazpacho verde. La receta se diferencia mucho de la tradicional. Tanto que se considera prácticamente un plato nuevo. En este caso no se utiliza tomate, sino que se sustituye por hortalizas de hoja verde.
  4. Gazpacho de sandía. Aunque pueda parecer una receta moderna, tiene una larga tradición. En esta receta el tomate se sustituye por la sandía. 
  5. Gazpacho precolombino. Es aquel que se consumía en España antes del descubrimiento de América. No lleva tomate ni pimientos, sino que consta de melón o sandía, pepino, almendra, rábano, cebolla, jengibre, cerezas, ajo, menta, aceite, vinagre y sal. 
Salmorejo gazpacho

Diferencias entre el gazpacho y el salmorejo

El gazpacho y el salmorejo son recetas similares y, aunque pueden llegar a confundirse, en verdad no tienen tanto en común. 

En primer lugar, el gazpacho es una sopa fría de hortalizas, mientras que el salmorejo es una emulsión. Es decir, las texturas son distintas. El gazpacho es líquido por lo que se puede beber. El salmorejo se debe servir en tazón al tener una textura más espesa.  

Los ingredientes también varían. Para realizar un salmorejo se utiliza tomate, pan duro, aceite y ajo. Sin embargo, en el gazpacho también se añaden el pepino, pimiento y vinagre. Además, la presencia del pan es distinta en ambas elaboraciones. En el salmorejo se utiliza mayor cantidad de pan, al igual que ocurre con el aceite. Asimismo, el gazpacho lleva agua para conseguir esa textura líquida, elemento que no está presente en el salmorejo. 

Por último, cada uno de ellos se acompañan con unas guarniciones. En el caso del gazpacho se sirve con picatostes de pan y trozos de cebolla, pimiento y tomate. Por su lado, el salmorejo es habitual que se acompañe con huevo duro y tacos de jamón serrano. 

Al ser tan distintos, también varía el nivel calórico de cada uno de ellos. Un gazpacho suele contener unas 179 calorías por persona, mientras que un salmorejo aporta 170 por persona. Aunque la diferencia es mínima, esas 9 calorías se ven condicionadas por el pan. Si en el gazpacho se prescindiera de este elemento, las calorías disminuirían considerablemente. Esto es imposible en el caso del salmorejo, ya que es uno de los elementos principales. 

 

PROGRAMAS RELACIONADOS

Dirección e Innovación en Alta Cocina
Innovación de Producto y Técnicas Gastronómicas

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR...

Claves para gestionar malas reseñas

Las redes sociales son muy útiles para un restaurante gracias al feedback de los clientes. En cambio, también existen comentarios negativos con lo que se deben saber lidiar.